jueves, 17 de enero de 2013

Definiciones de Informatica

En informática, un servidor es un tipo de software que realiza ciertas tareas en nombre de los usuarios. El término servidor ahora también se utiliza para referirse al ordenador físico en el cual funciona ese software, una máquina cuyo propósito es proveer datos de modo que otras máquinas puedan utilizar esos datos.

Este uso dual puede llevar a confusión. Por ejemplo, en el caso de un servidor web, este término podría referirse a la máquina que almacena y maneja los sitios web, y en este sentido es utilizada por las compañías que ofrecen hosting o hospedaje. Alternativamente, el servidor web podría referirse al software, como el servidor de http de Apache, que funciona en la máquina y maneja la entrega de los componentes de los páginas web como respuesta a peticiones de los navegadores de los clientes.

Los archivos para cada sitio de Internet se almacenan y se ejecutan en el servidor. Hay muchos servidores en Internet y muchos tipos de servidores, pero comparten la función común de proporcionar el acceso a los archivos y servicios.

Un servidor sirve información a los ordenadores que se conecten a él. Cuando los usuarios se conectan a un servidor pueden acceder a programas, archivos y otra información del servidor.

En la web, un servidor web es un ordenador que usa el protocolo http para enviar páginas web al ordenador de un usuario cuando el usuario las solicita.

Los servidores web, servidores de correo y servidores de bases de datos son a lo que tiene acceso la mayoría de la gente al usar Internet.

Algunos servidores manejan solamente correo o solamente archivos, mientras que otros hacen más de un trabajo, ya que un mismo ordenador puede tener diferentes programas de servidor funcionando al mismo tiempo.

Los servidores se conectan a la red mediante una interfaz que puede ser una red verdadera o mediante conexión vía línea telefónica o digital.

El hipervínculo es en la computación aquella referencia o elemento de navegación que permite pasar de un documento electrónico a otro o a diferentes partes del mismo documento. El hipervínculo es conocido como una de las partes más importantes y esenciales de la red de Internet. Sin embargo, son muchos los medios y los soportes electrónicos que pueden utilizarlo por fuera de ella.

Las dosibilidades del hipervínculo son el acceso a la información como agente de navegación, la exposición del material como una referencia y la posibilidad de guardar la información o el documento en la computadora local. Claramente, para poder funcionar, un hipervínculo requiere dos extremos. Aquel extremo de donde se parte se llama ancla origen, mientras que el extremo al cual se puede llegar a través del hipervínculo se denomina ancla destino.

Regularmente, el hipervínculo se encuentra destacado del resto del texto a través de color, letras o formatos diferentes, de manera tal que el usuario comprenda que existe la posibilidad de buscar más información sobre tal término o elemento. Al mismo tiempo, otro indicador de la existencia de un hipervínculo es el cambio que se produce sobre el puntero del mouse, que normalmente se convierte en una mano. Cuando el hipervínculo ya ha sido visitado previamente se volverá a ver en otro color para que el usuario identifique más fácilmente lo necesitado.

El término hipervínculo o hyperlink en inglés, fue creado a mediados de la década del 60 por el filósofo y escritor Ted Nelson, quien demostró interés en la posibilidad de la mente humana de pasar de un tipo de información a otra a través de vínculos o enlaces infinitos. Esto generaría una especie de historia o camino único que puede variar cada vez y que permitiría ir hacia adelante pero también hacia atrás en numerosas oportunidades.

El término multimedia se utiliza para referirse a cualquier objeto o sistema que utiliza múltiples medios de expresión (físicos o digitales) para presentar o comunicar información. De allí la expresión «multimedios». Los medios pueden ser variados, desde texto e imágenes, hasta animación, sonido, video, etc. También se puede calificar como multimedia a los medios electrónicos (u otros medios) que permiten almacenar y presentar contenido multimedia. Multimedia es similar al empleo tradicional de medios mixtos en las artes plásticas, pero con un alcance más amplio.

Se habla de multimedia interactiva cuando el usuario tiene libre control sobre la presentación de los contenidos, acerca de qué es lo que desea ver y cuando; a diferencia de una presentación lineal, en la que es forzado a visualizar contenido en un orden predeterminado.

Hipermedia podría considerarse como una forma especial de multimedia interactiva que emplea estructuras de navegación más complejas que aumentan el control del usuario sobre el flujo de la información. El término "hiper" se refiere a "navegación", de allí los conceptos de "hipertexto" (navegación entre textos) e "hipermedia" (navegación entre medios).

El concepto de multimedia es tan antiguo como la comunicación humana ya que al expresarnos en una charla normal hablamos (sonido), escribimos (texto), observamos a nuestro interlocutor (video) y accionamos con gestos y movimientos de las manos (animación). Con el auge de las aplicaciones multimedia para computador este vocablo entró a formar parte del lenguaje habitual.

Cuando un programa de computador, un documento o una presentación combina adecuadamente los medios, se mejora notablemente la atención, la comprensión y el aprendizaje, ya que se acercará algo más a la manera habitual en que los seres humanos nos comunicamos, cuando empleamos varios sentidos para comprender un mismo objeto e informarnos sobre él.

Dominio: De el latín dominĭum, el dominio es la facultad o la capacidad que dispone una persona para controlar a otras o para hacer uso de lo propio. El concepto puede asociarse a la potestad o a la autoridad.

Por ejemplo: “La computadora forma parte de mis dominios en esta casa”, “Ricardo ya ha perdido el dominio sobre su hijo”, “El gobierno busca recuperar el dominio sobre la región sur del país”.

Dominio también hace referencia a una cierta estructura u organización de temas o conocimientos; al ambiente físico o simbólico de una disciplina; al saber exhaustivo respecto a un arte o una ciencia; y a la unidad territorial que está bajo control de un Estado: “El dominio de la poesía en el campo literario del país es innegable”, “Tras la guerra, el Imperio Otomano logró extender sus dominios”, “Mi dominio del inglés es casi perfecto después de diez años de estudios”.

En el campo del derecho, el dominio está relacionado al derecho de propiedad que es el poder que un individuo dispone sobre un bien de manera inmediata y directa. Gracias a esta propiedad, el titular del dominio puede disponer de lo suyo de la manera que desee, teniendo como limitación sólo aquello que estipula la legislación vigente.

Con respecto a dicha acepción del término que nos ocupa hay que subrayar que existen dos tipos de dominios claramente diferenciados, en base a lo que es el sujeto que los tiene. Así, en primer lugar, tendríamos que hablar de dominio público. Con él lo que se expresa es que una propiedad, tanto derechos como bienes en concreto, está destinada a lo que es el uso de toda la colectividad.

Así, por ejemplo, podemos determinar que un camino o carretera puede ser de dominio público al igual que puede suceder con un Ayuntamiento o un hospital que sea de este carácter citado.

El segundo tipo de dominio que queremos dejar patente es el llamado privado. En este caso se define al mismo como el derecho que sobre una propiedad o un bien determinado tiene un grupo concreto y no toda la colectividad. De esta manera, podemos determinar que una empresa o una parcela pueden ser de dominio privado.

No obstante, aunque estas dos son las modalidades más frecuentes de dominio, no podemos pasar por alto que existen otras como la particular, la corporal o la inmueble.

Se conoce como dominio de Internet, por otra parte, al nombre de un equipo relacionado con una dirección IP numérica. Este dominio permite vincular diversos nodos para que su identificación resulte más simple: “Tengo que renovar el dominio de la página web de mi empresa”.

En este sentido, hay que añadir además que entre los dominios más importantes que existen a nivel mundial están los siguientes: .com que se utiliza para distintas páginas web; .es que se asocia directamente con España; .ar que es para Argentina; .org que es para organizaciones de diversa índole; o .edu que se emplea para cuestiones relacionadas con la educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada